Déjanos tu comentario

Muebles sobre diseño
¿Cómo reconocer los tipos de madera para elegir mis muebles?

Cuando compramos muebles de madera es importante definir algunos puntos previos que nos permitan elegir el mejor producto para las necesidades que tengamos. Es claro que es diferente el buscar una cama, a una mesa de cocina, a un closet, pero lo que siempre es constante en esta selección, radica en conocer bien la clase de madera con la que estos objetos estén hechos pues en muchos casos el saberlo constituirá la diferencia entre obtener un mueble duradero, de buen aspecto y muy resistente a otro que sea prácticamente desechable.

Por tanto, en este artículo se listan algunas de las maderas más comunes, con la intención de que el consumidor pueda tener una guía breve para elegir cual de ellas es la mejor para cubrir los requerimientos que tenga en la compra de muebles nuevos.

La madera sólida, es decir, la madera cortada en tablas desde el tronco del árbol, constituye la mayor parte de la madera en un mueble. El tipo de madera que elijamos determinará el aspecto y la resistencia de la pieza terminada. Hoy por hoy muchas variedades de madera están disponibles en el mercado y cada una tiene sus propiedades específicas a considerar.

En las siguientes secciones presentaremos entonces los tipos más comunes de maderas blandas y duras.

MADERAS BLANDAS

Al contrario de lo que puede suponerse, las maderas blandas no son más débiles que las maderas duras. Las maderas blandas provienen de árboles de tipo conífera como el cedro, el abeto y el pino y tienden a ser algo amarillas o rojizas. Debido a que la mayoría de los árboles coníferos crecen rápido y son muy rectos, las maderas blandas son generalmente menos costosas que las maderas duras.

Así mismo, también es importante destacar que es relativamente fácil encontrar maderas blandas cultivadas de manera sostenible (maderas desarrolladas en reservas de árboles especiales creadas para garantizar un suministro constante de madera); lo que significa que al adquirirlas no se está contribuyendo a la deforestación del planeta.

A continuación, se incluye una lista de ejemplos comunes de madera blanda y sus particularidades.

CEDRO

El tipo más común de cedro es la variedad roja occidental. El cedro rojo occidental, como su nombre lo indica, tiene un color rojizo, es un tipo de madera relativamente blanda (1 en una escala de 1 a 4), tiene un grano recto y tiene un olor ligeramente aromático. El cedro rojo occidental se usa principalmente para proyectos al aire libre como muebles, cubiertas y exteriores de edificios porque puede manejar ambientes húmedos sin pudrirse. El cedro rojo occidental tiene un precio moderado y se puede encontrar en la mayoría de las madererías y mueblerías.

ABETO

A menudo conocido por su variedad llamada Douglas, esta madera tiene un grano recto y pronunciado, y tiene un tinte marrón rojizo. El abeto se usa con mayor frecuencia para construir; sin embargo, es económico y también se puede usar para hacer muebles. No tiene el patrón de grano más interesante y su patina no es tan buena, por lo que es mejor usarlo solo cuando se pretende pintar el producto terminado. El abeto Douglas es moderadamente fuerte y duro para una madera blanda, con una calificación de 4 en una escala de 1 a 4.

Vale la pena mencionar esta madera porque es muy común en muchas partes del país y es tan barato que probablemente se encuentren muchos productos hechos con ella.

PINO

El pino viene diversas variedades, incluidas Ponderosa, Sugar, Blanca y Amarilla, y todas son excelentes para fabricar muebles. Es muy fácil trabajar con el pino y, dado que la mayoría de las variedades son relativamente suaves, se presta para ser tallado.

El pino generalmente se tiñe muy bien (siempre que selle la madera primero), aunque el pino Ponderosa tiende a producir savia, así que tener cuidado al checar este detalle.

SECUOYA

Al igual que el cedro, la secoya se usa principalmente para proyectos al aire libre o muebles que estarán a la intemperie debido a su resistencia a la humedad. La secuoya (secuoya de California) es bastante suave y tiene un grano recto y un tinte rojizo. Es fácil trabajar con la secuoya ya que es relativamente blanda (2 en una escala de 1 a 4) y tiene un precio moderado. Puede encontrar madera de secuoya relativamente fácil en muchas madererías y mueblerías generales.

MADERAS DURAS

A la mayoría de los artesanos de la madera les encanta trabajar con maderas duras. La variedad de colores, texturas y patrones de grano crean muebles hermosos e interesantes. La desventaja de las maderas duras es su precio. Algunas de las especies más exóticas incluso pueden ser demasiado caras de usar para algo más que la fabricación de adornos.

A continuación, se incluye una lista de maderas duras comunes y sus características.

FRESNO

El fresno produce una madera de color blanco a café pálido con un grano recto. Es bastante fácil trabajar con ella (dureza de 4 en una escala de 1 a 5) y absorbe las manchas bastante bien, pero esta es una madera cada vez más difícil de encontrar. Por sus características el fresno es un buen sustituto del roble blanco.

ABEDUL

El abedul viene en dos variedades: amarillo y blanco. El abedul amarillo es una madera que va del color amarillo pálido al blanco con duramen de color café rojizo, mientras que el abedul blanco tiene un color más pálido que se asemeja al arce. Ambos tipos de abedul tienen una dureza de 4 en una escala de 1 a 5. La madera de abedul es menos costosa que muchas otras maderas duras.

El abedul es estable y fácil de trabajar, sin embargo, es difícil de tintar porque puede mancharse, por lo que es posible que se prefiera pintar cualquier cosa que hecha con este material.

CEREZO

El cerezo es un tipo de madera muy popular y versátil; fácil de trabajar, se tiñe y termina bien solo con aceite, y envejece maravillosamente. El duramen del cerezo tiene un color café rojizo y la en su interior es casi blanco. Esta madera tiene una dureza de 2 en una escala de 1 a 5 y es muy común para la fabricación de muebles. Se puede destacar también que está disponible en bosques cultivados de manera sostenible.

Debido a que tiene demanda, el cerezo se está volviendo algo costoso en comparación con otras maderas duras domésticas, como el roble y el arce.

CAOBA

Una de las grandes maderas tradicionales de muebles, la caoba (también llamada caoba hondureña) tiene un tinte de color café rojizo a rojo intenso, un grano recto, textura media y una dureza de alrededor de 2 en una escala de 1 a 5. Se tinta muy bien y se ve muy bien con solo una capa (o 10) de aceite.

El único inconveniente es que la caoba no se cultiva en bosques sostenibles y su costo, al ser una madera exótica, casi siempre será elevado en comparación con algunas otras de las maderas ya descritas.

ARCE

El arce viene en dos variedades: duro y blando. Ambas variedades son más duras que muchas otras maderas; el arce duro es tan duro (un 5 en una escala de 1 a 5) que es difícil trabajar con él. El arce suave, por otro lado, es relativamente fácil de trabajar. Debido a su grano fino y recto, ambas variedades son más estables que muchas otras maderas. También tienden a ser menos costosas que otras maderas duras.

ROBLE

El roble es una de las maderas más utilizadas para muebles. Disponible en dos variedades, rojo y blanco, el roble es fuerte (dureza de aproximadamente 4 en una escala de 1 a 5) y fácil de trabajar. El roble blanco es el preferido para la fabricación de muebles porque tiene una figura más atractiva que el roble rojo. El roble blanco también es resistente a la humedad y se puede usar en muebles de exterior.

Esta es una madera que se puede encontrar cortada en cuartos (la opción de corte más estable disponible). De hecho, el roble blanco aserrado es menos costoso que otras maderas duras, como el cerezo. El roble rojo se puede encontrar en la mayoría de las madererías, pero si desea roble blanco, se tendrá que conseguir en centros madereros grandes.

ÁLAMO

El álamo es una de las maderas duras menos costosas. También es bastante suave (1 en dureza en una escala de 1 a 5), ​​lo que facilita su trabajo. El álamo es blanco con algunas rayas verdes o marrones en el duramen. Debido a que el álamo no es la madera más hermosa, rara vez se usa en muebles finos, y si lo es, casi siempre se pinta. El álamo puede ser una buena opción para los cajones (donde no se verá) porque es estable y económico.

TECA

La teca se está volviendo más rara a medida que pasan los días, pero es el elemento básico para los muebles finos de exterior. La teca es altamente resistente a la intemperie y hermosa (sin mencionar que es costosa). La teca tiene una sensación aceitosa y un color café dorado. Califica un 3 en una escala de 1 a 5 para la dureza y solo está disponible en madererías grandes y proveedores especializados.

NOGAL

Con una dureza de aproximadamente 4 en una escala de 1 a 5, el nogal es una madera de color café profundo con la que es fácil trabajar. Desafortunadamente, el nogal es algo costoso y encontrar tablas grandes para grandes proyectos se está volviendo difícil. A pesar de esto, esta madera sigue siendo una variedad excelente para trabajar y se presta muy bien para la creación de adornos e incrustaciones. No encontrará fácilmente la madera o muebles de nogal en la mayor parte de las madererías; es posible que se necesite un pedido especial para conseguirlo.

MADERAS INDUSTRIALES

Esta clase de maderas pueden ser duras o blandas, pero por lo general son las más comunes en madererías y mueblerías debido a sus prestaciones de resistencia y durabilidad.

AGLOMERADOS (MDF)

Desde un punto de vista técnico se trata de productos muy estables dimensionalmente y con una resistencia aceptable. Por otro lado, no presentan el mejor de los comportamientos frente a la humedad y las posibilidades de reparación son muy limitadas.

En esta clase de maderas, las lacas, pinturas y barnices ofrecen excelentes resultados. No están recomendados sobre los aglomerados en crudo al no tener una superficie totalmente lisa.

TRIPLAY

Los muebles de triplay, gracias a su estructura y forma de fabricación ofrecen una excelente relación entre resistencia y estabilidad. Son los utilizados para los usos más exigentes.

Si además se han utilizado pegamentos fenólicos durante su proceso de fabricación serán también resistentes a la humedad, por lo que podría utilizarse en este tipo de ambientes. Se puede utilizar para mobiliario de embarcaciones e incluso para fabricar la propia embarcación.

La apariencia será la ofrecida por la madera utilizada para las caras exteriores, que no tiene por qué ser la misma que la utilizada para las caras interiores del mueble de triplay.

OSB

Esta es madera “fabricada” a partir de virutas de otras maderas, de tamaño muy superior a las utilizadas para fabricar aglomerados, que se prensan en varias capas. El resultado es un tablero de buenas prestaciones técnicas, pero de apariencia bruta y a veces poco atractiva. Sus usos son muy variados, pero se suele colocar una capa exterior de madera más fina en los muebles fabricados con ella para obtener productos de buen aspecto a bajo costo con buenos elementos de resistencia y versatilidad.

CONCLUSIÓN

Cómo puede verse, la elección de madera para nuestros muebles no es un asunto sencillo, pero tampoco tiene que volverse un tema que nos requiera conocimientos extremadamente especializados para la adquisición de los más comunes. Si hay dudas, como es de suponerse, se recomienda siempre el acercarse a los profesionales del área para determinar que madera será la mejor para los muebles que necesitemos pues constantemente salen al mercado nuevas opciones que pueden ayudarnos a obtener exactamente lo que requerimos con una buena relación calidad/precio.

Nuestros muebles deben convertirse en una inversión a largo plazo y el elegir las maderas más idóneas para nuestras necesidades contribuirá a que no se desperdicien recursos económicos y temporales con productos de baja calidad que nos darán más problemas que soluciones.

En TUIDEAMUEBLES somos expertos en maderas y en la fabricación de muebles. Acércate a nosotros y te asesoraremos para que hagas la mejor elección.

Leave your thought